El cuidado de la zona íntima, tips que debes conocer

La zona íntima para las mujeres representa muchas cosas, y no es en vano que necesite cuidados especiales. La zona V es muy delicada y si no se le dan los debidos cuidados puedes tener muchos inconvenientes desagradables. Esta tiene características diferentes a otras partes de la piel, por lo que no puede ser tratada de la misma forma, y aun hoy en día gran parte de las mujeres no usan los productos adecuados ni toman las medidas necesarias para proteger y cuidar la higiene de la zona intima.

Una mujer promedio gasta mensualmente un porcentaje dedicado a productos de belleza pero muy pocas destinan una parte a productos especializados para tratar la higiene y cuidado de la zona V. No tomar las medidas necesarias puede traer consecuencias ya que la flora bacteriana y otros elementos que componen el ecosistema vaginal pueden sufrir alteraciones provocando infecciones. Alterar el pH vaginal puede traer, picazón, ardor y molestias durante las relaciones sexuales.

Recomendaciones para la zona intima

  • zona íntimaUsar limpiadores que no alteren el pH vaginal, que sean jabones neutros, preferiblemente con lecitina, un ingrediente natural que mantiene el pH balanceado y no altera la flora bacteriana de la zona intima. Además, estos no causan irritación, alergias o sequedad. Actualmente en el mercado hay una gran variedad de jabones especialmente para la zona íntima, incluso diferenciados para mujeres y hombres.
  • Dejar de usar o al menos limitar el uso de los desodorantes íntimos: estos pueden causar irritaciones y además favorecen la aparición de agentes que crean infecciones. Pueden enmascarar un mal olor que sea síntoma de alguna enfermedad vaginal y que no se trate a tiempo.
  • Evitar las duchas vaginales: estas no deben ser usadas a menos que el médico lo indique, ya que la mayoría son muy agresivas y eliminan elementos que protegen la vagina de irritaciones e infecciones.
  • zona íntimaAl lavar la zona no se deben utilizar esponjas u otros implementos parecidos, ya que estos acumulan muchos gérmenes y la zona íntima es muy receptiva para estos microorganismos. Usa los dedos para lavarte muy bien y con cuidado.
  • La ropa íntima debe cambiarse sin excepción diariamente, si es posible dos o tres veces al día. Hay que usar telas suaves como el algodón y evitar aquellas que no dejen respirar la piel. La ropa íntima debe lavarse con jabones suaves y sacar bien el detergente ya que estos pueden ser muy agresivos para la piel.
  • Durante la menstruación hay que cambiar las toallas intimas y los tampones contantemente ya que estos acumulan muchas sustancias que pueden provocar infecciones.
  • Lavar las manos y la zona intima muy bien antes y después de mantener relaciones sexuales ya que en los fluidos se acumulan bacterias.
  • Cuidarse mucho al rasurar la zona, ya que la piel es muy sensible y pueden producirse cortes con mucha facilidad que llevan mucho tiempo en sanar.
  • No usar ropas demasiado ajustadas ya que favorecen la humedad.

Sigue estos consejos y no tendrás más problemas.

Deja un comentario