5 Magníficos Consejos para Mantener unas Uñas Bonitas

Las uñas bonitas de igual manera que las manos en general son parte fundamental del aspecto físico de toda persona, y les dan indicios a las demás personas de cómo es la personal realmente respecto a su cuidado personal y su imagen.

Por lo general, las uñas son unas de las partes del cuerpo que menos atención se les brinda. Entonces es muy probable que solo te recuerdes de ellas al pintártelas o de pequeño cuando tu madre te llamaba la atención porque las tenías muy largas.

No obstante, las uñas bonitas son más importantes de lo que crees que ya cumplen una labor crucial la cual es proteger la superficie que se caracteriza por la dureza de las yemas de los dedos tanto de las manos como de los pies. Asimismo también puedes usar tus uñas para rascar.

   Beneficios de tener uñas bonitas

Las uñas pueden definirse como una especie de lámina muy delgada y prominente que cubre y proteger a la pulpa de los dedos. Tal lámina está constituida por unas cuantas capas de queratina.

La misma se encuentra en reposo sobre la capa epidérmica y está compuesta por un total de cuatro bordes los cuales son: dos bordes laterales que están insertados en las ranuras de los lados en donde están los repliegues epidérmicos.

El borde distal el cual se termina cuando alcanza al borde proximal que está por abajo del repliegue de la epidermis y allí se puede encontrar la matriz en donde prolifera y se produce la uña, esta área se puede reconocer con facilidad debido a que cuenta con un color rosado más claro asemejándose al blanco ya que en esa parte la lámina es más gruesa, ésta se denomina lúnula.

Funciones de las uñas

A pesar de que las uñas es una de las partes más menospreciadas del cuerpo, éstas cumplen diversas funciones que son importantes y de gran utilidad. Las uñas bonitas van mucho más allá del punto de vista estético. Con las uñas es posible llevar a cabo la manipulación y también sujetar objetos, son capaces de soportar los tejidos de los dedos y los protegen. Si no tuviésemos uñas no seríamos capaces de sujetas objetos con las manos como usualmente se hace.

Asimismo, también tienen una labor fundamental la cual es absorber el agua como si las uñas fuesen una especie de esponja, tal agua luego se deshace debido a que se evapora, y de esta manera las uñas no permiten que el tejido se vuelva más blando, específicamente el tejido que se encuentra en las puntas de los dedos de las manos y de los dedos del pie.

Además, las uñas forman una parte base en lo que respecta al sentido del tacto, sin las uñas no podrás sentir con la misma intensidad que con la que sientes con ellas. A la vez, pueden habilitar funciones de gran importancia que llevan a cabo a diario el ser humano como el rascarse y sentir cosquillas.

 Consejos para tener uñas bonitas

Importancia del cuidado de las uñas

Como se dijo anteriormente, las uñas son mucho más que una simple parte del cuerpo para decorar. Son láminas que están conformadas por queratina y se caracterizan por su dureza, asimismo protegen los dedos, y forman parte del sentido del tacto, la capacidad motriz, la prensión, y en cuanto a los pies, a los movimientos de los mismos, el equilibrio, la circulación, la capacidad para sostenerse.

Y de igual manera que las demás partes del cuerpo las uñas pueden enfermarse. De hecho, el estado en el que se encuentren las uñas naturalmente es un indicio de cómo se encuentra la salud general del cuerpo, por ejemplo, cuando las uñas tienen un color algo amarillento es una señal de que el funcionamiento del hígado está fallando. Y además de las diferentes señales que pueden brindar las uñas, éstas también pueden verse afectadas por determinados factores del medio ambiente y por lo tanto las uñas bonitas precisan de un cuidado para que se no deterioren y se encuentren en un excelente estado.

De manera general, la salud de las uñas es un asunto estético dado a que forma parte de la presentación personal, al mismo tiempo también es un asunto médico dado a que las uñas desempeñan diversas funciones en el cuerpo, como la protección de las yemas de los dedos tanto de las manos como de los pies, y también facilita la acción de sujetar objetos con las manos.

Consejos para mantener las uñas bonitas

Hidrata las uñas

Aunque no lo creas, las uñas también precisan ser hidratas para fortalecerse y estar saludables. Para esto, se sugiere que regularmente las cubras con aceite de oliva. Ese es un tratamiento que se lleva a cabo remojando las uñas en aceite de oliva por un tiempo aproximado de cinco minutos, posteriormente procedes a darles un masajes para que así puedan absorber los nutrientes con mayor eficiencia. Luego para finalizar y hacer que se endurezcan un poco, puedes aplicarles unas gotas de aceite de ricino.

Aliméntate bien

La alimentación de cada persona influye directamente en el estado de las uñas bonitas, por lo tanto determinadas enfermedades o deficiencias relacionadas a las vitaminas pueden perjudicar el estado de las uñas notablemente. En este caso, se sugiere que en tu alimentación estén presentes alimentos que sean fuentes de las vitaminas A y B. Y si tus uñas se encuentran débiles, deberás incrementar el consumo de tomate, zanahoria, nueces, almendras y pescados.

Como mantener las uñas bonitas

Protege tus uñas

Deberás brindarles protección de la húmedas y otros factores externos, por lo tanto cuando debas lavar los platos es recomendable que hagas uso de guantes, de esta manera podrás conservar tu esmalte de uñas y al mismo tiempo evitar que las uñas se humedezcan porque la humedad hace que las mismas se vayan deteriorando pudiendo inclusive hasta hacer que desarrollen hongos.

Límalas correctamente

La lima que se recomienda usar es una que sea elaborada con cartón, es mucho mejor que las limas que son de metal. Y para que cuando limes no sea tan fuerte el efecto, primero debes sumergir las manos en un poco de agua tibia que contenga jabón, esto por algunos minutos. Así estarás agrediendo menos las diferentes capas de las uñas.

Blanquea tus uñas

Cuando las mujeres se aplican esmaltes de uñas, a veces con el tiempo las uñas pueden tornarse amarillentas. Para que esto no ocurra, se recomienda que utilices primero un esmalte protector como base y luego te apliques el esmalte de color. Y si tus uñas ya se encuentran amarillas, pueden blanquearlas sumergiéndolas en un poco de jugo de limón. También puedes elaborar una pasta blanqueadora utilizando limón, aceite de oliva y bicarbonato.

Deja un comentario