Cómo hacer el Maquillaje Draping de Acuerdo a la Forma de tu Rostro

Es difícil no percatarse de una tendencia de moda con el maquillaje draping, y más aún cuando las pasarelas de modelajes más reconocidas a nivel mundial están colmadas de modelos que hacen uso de esa tendencia.

Durante diversas presentaciones se ha podido presenciar que el Draping (drapeado en español) está de vuelta, y ha influenciado tanto al mundo del maquillaje que se dice que es muy posible que descorone a la otra gran tendencia de maquillaje que ha estado causando furor: el contouring. Y aunque el objetivo entre ambas técnicas de maquillaje es el mismo y favorecen de igual forma, la diferencia radica en que en el caso de Draping, este es menos invasivo o fuerte, aunque este es un factor que dependerá de cada persona y lo intenso que le agrade como queda el maquillaje.

Y aunque se piense que el Draping es una técnica reciente y que deriva del gran contouring, estás en lo incorrecto. Si te pones a observar los rostros de las famosas de los años 70’s y 80’s se puede presenciar que la mayoría de ellas lucían sus caras cubriéndolas con sombras en tonos eléctricos y haciendo uso de más de una capa de rubor en las mejillas, y aunque puede considerarse como un look bastante tenaz para la época actual, el Draping está resurgiendo de sus cenizas tal cual como si de un ave fénix se tratara.

 maquillaje draping

¿Qué es el Maquillaje Draping?

El maquillaje draping es una técnica que favorece en gran escala al rostro, y que además no es tan complicado de aplicar y se pueden obtener grandes resultados, entre ellos un buen look.

El Draping se define como una forma en la que se le hace contorno al rostro, en la cual se hacen uso de distintos tonos de colorete para darle un efecto de volumen a la cara. Es decir darle forma al rostro mediante el uso de color resaltando los pómulos haciendo una degradación del color en las mejillas y pómulos para que logren verse con más volumen.

El resultado destacable que es posible conseguir con el maquillaje draping es la definición  de las mejillas y además lucir un rostro limpio sin imperfecciones, esto es posible ya que se les da un efecto visual a los pómulos para que estos luzcan más elevados como consecuencia del contraste de los colores.

No obstante, la clave trascendental del proceso del Draping radica en que la aplicación del colorete se debe realizar de forma tal que se consiga hacer una mezcla de matices que se fusionen con la piel.

El rubor como elemento principal del maquillaje draping

Para que sea posible que te apliques esta gran técnica, precisarás exactamente de dos tonos de colorete. Para tu suerte, actualmente son muchos los establecimientos que venden los rubores bicolores que traen varios tonos, de esta forma te será más fácil hallar el tono que vaya mejor con tu piel. Inclusive ya se encuentran a la venta productos que fueron diseñados especialmente para el maquillaje draping. No obstante, también puedes utilizar dos rubores separados, así que no estás en la obligación de comprar los antes ya mencionados, teniendo siempre en cuenta que el contraste de los tonos dependerá completamente de los tonos que elijas.

maquillaje draping

Consejos para el Draping

  • Escoge la base adecuada: El acabado que debe conseguir tiene que ser muy natural, por lo tanto se sugiere que la base que escojas sea bastante suave, o que en lo posible ni utilices base.
  • Tus cejas naturales: Las cejas no deben estar muy maquilladas, procura lucirlas tal cual como tú las tienes. En caso tal de que seas una persona con mucha población de cejas, entonces haz lo contrario, maquillas para que se vean lo más naturales que puedas.
  • No uses sombras de ojos: Para esta tendencia de maquillaje lo mejor es utilizar la menor cantidad de maquillaje posible, porque el resultado que se quiere lograr es lo más parecido a la naturalidad. No utilices ningún tipo de sombra de ojos porque esto hará que no parezca para nada natural. En caso tal solo deberías utilizar un poco de máscara de pestañas.

Draping según la forma del rostro

  • Rostro alargado: Aplícatelo en sentido horizontal, desde la parte central de tu mejilla hasta una altura que se aproxime a las aletas de tu nariz, luego difumina de forma ascendente hasta llegar a la sien. Después aplícate el colorete diagonalmente desde el pómulo hasta la parte de arriba de tus orejas. Así podrás disimular ciertos rasgos de tu rostro.
  • *Rostro Rectangular y redondo Con el Draping el objetivo será que tu rostro luzca como si fuese alargado. Para lograrlo deberás contornear  y definir la cara haciendo uso de un tono de colore que sea dos tonos más oscuro que el color rosado natural de cuando te sonrojas, lo tienes que aplicar en haciendo trazos diagonales en la parta baja de los pómulos y expandiéndolos hasta la mandíbula.
  • Rostro Ovalado: Si tienes un rostro ovalado, tendrás que aplicar el colorete desde la parte superior de tu pómulo, procurando no colocártelo en zonas muy cercanas a la nariz y los ojos. Utiliza un tono que sea brillante en la parte del hueso del pómulo, la frente, la nariz y la barbilla. Se recomienda que inicies el procedimiento en la zona elevada de los pómulos hasta la línea de crecimiento del cabello, haciendo una forma de luna creciente.
  • Rostro cuadrado: Céntrate en mantener el foco de color en la parte de las mejillas, para que así puedas suavizar las líneas oblicuas de la mandíbula.

 maquillaje draping

El toque final

Todo maquillaje que esté bien hecho tiene que lucir una increíble mirada. Por lo que luego de que hayas terminado de aplicarte la técnica del maquillaje draping, se sugiere que te coloques un poco de iluminador por debajo de las cejas, en los lagrimales y por debajo de las ojeras. Haciendo esto logrará que se avive tu mirada. Y si quieres quitarte unos años de encima fácilmente, con tan solo aplicar un poco de iluminador en la frente y barbilla lo lograrás.

Deja un comentario