Descubre Cómo Hacer Fácilmente tu Propio Limpiador Facial Casero

La clave para tener una piel sin detalles es un limpiador facial que limpie de la manera adecuada, y una de las partes más importantes que se debe considerar al momento de hacerla limpieza es el rostro.

La mayoría de las personas se limitan a limpiar sus caras simplemente con jabón y agua, pero esto no cumple completamente eliminar todo el sucio que se va acumulando en la piel, y como consecuencia de esto se origina la obstrucción de los poros con material como la piel muerta, sebo, residuos del maquillaje, impurezas del ambiente, entre otros. Y así generando así la aparición de granos, puntos negros, arrugas y hace también que la cara luzca brillante y todo esto es poco estético para tu rostro.

Si limpias con frecuencia la piel de tu rostro harás que destaque notándose más radiante, juvenil, sedosa y además tendrá mucha suavidad, se verá luminoso y gozarás de salud facial.

Un limpiador facial casero seria ideal

Con el uso de un limpiador facial casero es posible hacer que la piel luzca más joven y lo mejor de todo es que te la puedes hacer como mínimo una vez al mes. Además cabe destacar que no solo las mujeres son las que necesitan y deben limpiarse el rostro, ya que los hombres también tienen las mismas necesidades cuando de piel se trata, y por lo tanto los beneficios que brinda la limpieza de cutis es provechosa para ambos géneros.

Es esencial considerar que la piel de la cara es bastante delicada y por ende precisa de limpiarla diariamente para poder conservarse resplandeciente, no obstante la limpieza del mismo no debe excederse y tampoco se puede realizar de forma incorrecta porque es posible que afecte los componentes naturales que posee la piel.

La constancia con la que deberás limpiar tu rostro dependerá de diversos aspectos, tales como las actividades que hayas realizado en el día y la cantidad de impurezas que había en el ambiente. Uno de los casos más comunes es estar durante el día en la calle, lo recomendable en esa circunstancia es que al llegar a tu casa laves tu rostro y hagas uso de alguna crema que te ayude a hidratarlo.

También es necesario que limpies tu cara con un limpiador facial luego de que realices alguna actividad física, sudes mucho y también para retirarte el maquillaje.

limpiador facial

¿Por qué la limpieza facial tiene tanta importancia?

En tu vida cotidiana te enfrentas a diversidad de ambientes ante los cuales tu rostro está expuesto y por ende existe la probabilidad de que el mismo vaya adquiriendo impurezas generando así que luzca menos luminosa y que en cambio empieces a verse marchita.

Comúnmente esto ocurre en aquellos ambientes en donde hay presencia de humo, grasa e inclusive también puede influir la manera en que te alimentos, sobre todo si consumes alimentos como las frituras, mucha cafeína, chocolate, alcohol.

Por este motivo la limpieza que te realizas en tu rostro con tu limpiador facial no solo debe basarse en desmaquillarte y/o limpiártela a diario. Es crucial que sepas que con cierta frecuencia deberás realizarte una limpieza más profunda con un limpiador facial ya que con la simple limpieza que te realizas diariamente no es suficiente.

Una gran ventaja de la limpieza de cutis es que te permite la restauración de la limpieza de tu rostro para que de esa forma se encuentre en las condiciones de higiene adecuadas.

Además, la limpieza del rostro debe considerarse tan importante como hidratarlo y humectarlo. Esto debido a que cuando lo limpias permites que éste pueda respirar y a la vez evita la obstrucción de los poros que es generada por lo contaminado que está el ambiente, el maquillaje y el sudor.

Entre los beneficios más destacados que brinda la limpieza de cutis se encuentran:

  • Modera la cantidad de grasa que segrega el rostro.
  • Evita que los poros se obstruyan y por ende a la vez previene que te aparezcan espinillas y puntos negros.
  • Suprime las células muertas.
  • Combate contra las sales libres que su simple función es envejecerte la piel.
  • Contribuye a que las cremas penetren mejor y te hidraten efectivamente.
  • Te protege de infectarte por las bacterias.
  • Hace que luzcas con mucha más luminosidad y juvenil.

 

Pasos para que tengas un cutis totalmente radiante

 

Para la realización de un limpiador facial casero necesitarás tener a la mano los siguientes ingredientes:

  • Una olla de tamaño intermedio: allí hervirás agua y utilizarás el vapor que se genere para que tus poros se abran.
  • Papel sanitario: Te será útil en la extracción de los puntos negros y espinillas que poseas.
  • Sal: Con esta te realizarás el peeling (desprenderás las células muertas).
  • Arcilla verde en polvo y pepino: Con estos prepararás la mascarilla.
  • Aceite vegetal: El aceite que escogerás va a depender de tipo de piel que tengas. Si eres de piel seca utiliza aceite de aguacate, si es grasosa utiliza aceite de jojoba y si es sensible utiliza aceite de caléndula.
  • Aceite de tomillo y de árbol de té: Serán útiles para desinfectarte y limpiarte la piel.

Primer paso:

El vapor

Coloca tu rostro para que reciba el vapor del agua hirviendo es fundamental en el proceso de limpieza porque abrirá tus poros y así te facilitará la extracción de impurezas que se encuentren en el mismo, tales como los granos y puntos negros.

De esta manera tu piel no se verás forzada ni lastimada. Para llevar a cabo este paso deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • En la olla coloca agua a hervir con unas cuantas gotas de aceite de tomillo y déjala hasta que hierva.
  • Cuando el agua ya está en su punto de ebullición, colócala a fuego lento.
  • Pon tu cabeza arriba de la olla  a una distancia en la cual puedas tener comodidad pero que a la vez sea lo suficientemente cerca como para que tu cara pueda recibir el vapor del agua y lo adecuadamente lejos como para que no tengas la sensación de que te estás quemando.
  • Mantente en esa posición durante 15 minutos y luego estarás listo para el próximo paso.

 limpiador facial

Segundo paso:

Extraer las impurezas.

Luego de que tus poros estén abiertos estarás preparada para la extracción de las impurezas que éste posea. Para comenzar con este paso tendrás que colocarte en frente de un espejo y considerar los siguientes pasos:

  • Ten a la mano pedacitos de papel sanitario y colócalos alrededor de los dedos índices de cada mano, de esta forma no tendrás contacto directo con tu piel y evitarás infecciones.
  • No es recomendable que para este procedimiento tengas las uñas muy largas porque te puedes causar daño.
  • Para la extracción de los granos y puntos negros tendrás que mantener presionado alrededor del mismo hasta que su contenido salga.

Tercer paso:

Exfoliar el rostro.

Luego de que hayas suprimido las impurezas que tenías, continuarás con el proceso de exfoliación, pero antes de comenzarlo colócate el aceite vegetal que escogiste y la sal.

  • Ten la mano abierta y vierte un poco de aceite vegetal en ella.
  • Encima del aceite deberás añadir una pizca de sal.
  • Luego mezcla ambos ingredientes y échatelos a lo largo de la cara.
  • Después de habértelo colocado en la cara, hazte masajes en la misma haciendo una especie de círculos con el dedo índice y corazón.
  • Luego de que hayas realizado el procedimiento indicado, lávate el rostro con agua fresca.

limpiador facial

Cuarto paso:

Mascarilla nutritiva.

Ya tienes una piel limpia sin impurezas, es momento de que elabores y te apliques una mascarilla para relajar la piel y además se nutra con componente fundamentales.

  • Licúa la mitad de un pepino en la licuadora.
  • Agrega dos cucharadas de la arcilla en polvo a un envase.
  • Luego agrega el pepino licuado al envase en donde se encuentra la arcilla en polvo.
  • Mézclalos hasta que luzcan cremosos. En caso de que te haya quedado muy espesa o muy líquida, deberás añadir agua o más arcillas según sea el caso.
  • Luego de que hayas obtenido el punto exacto de la mascarilla, agrégales tres gotas del aceite de árbol de té.
  • Mezcla nuevamente hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Coloca la mascarilla en tu rostro y déjala reposar en él por veinte minutos.
  • Luego lávate la cara con mucha agua.

Quinto paso:

La hidratación.

Para que tu piel luzca completamente limpia y culmines exitosamente la limpieza de cutis con este limpiador facial casero, deberás cumplir con el paso final el cual es la hidratación de la piel de la cara. Ahora sólo deberás cumplir con los pasos a continuación:

  • Tendrás que llevar a cabo una vaporización de tu rostro, la cual dependerá del tipo de piel que tengas. Si posees piel seca utiliza agua de jazmín, si la posees grasosa utiliza agua de tomillo y si es sensible entonces utiliza agua de manzanilla.
  • Luego de que tengas la cara húmeda, inmediatamente deberás colocar en tu rostro un producto natural que te ayude a hidratarlo, como por ejemplo la cera de abejas.

Y de esta forma habrás terminado de manera efectiva la limpieza facial y lucirás una piel radiante por un tiempo prologando. Ten en cuenta que las limpiezas profundas no deben realizarse más de una vez al mes.

Deja un comentario