¿Sabes Cómo Preparar la Mejor Crema para la Depilación Casera?

La depilación casera es un procedimiento mediante el cual se realiza una eliminación de los vellos que se encuentran en la piel. Por lo general esto se aplica en determinadas zonas del cuerpo ya sea por una finalidad estética, social o higiénica, y por en ende es preferible tener tales zonas sin la presencia de vellos.

Por lo tanto, cuando una persona se depila lo que quiere es hacer a un lado todo el vello indeseado que cubre el cuerpo. Asimismo, las zonas del cuerpo que se depilan suelen variar en cada cultura y dependen en gran medida del género de la persona, sin embargo la depilación también está relacionada a otros factores. Un gran ejemplo de esto es la depilación de las axilas lo cual es bastante usual en las mujeres del continente americano, pero en Europa no es tan común y el porcentaje de hombres que la llevan a cabo es muy mínimo.

Historia de la depilación

Todo se remonta en el Antiguo Egipto ya que las mujeres de ese entonces ya conocían y llevaban a cabo la depilación ya que ellas pensaban que haciendo esto su belleza se incrementaba y además lucían más jóvenes e inocentes.

  Cómo preparar crema para depilación casera

Posteriormente, las mujeres de la Antigua Grecia también siguieron el camino de las egipcias ya que consideraban que el vello corporal no era para nada favorecedor para su físico, y esto era muy notorio específicamente en las clases sociales altas.

Luego esta técnica fue utilizándose y mejorándose con el transcurrir de los años hasta llegar a la actualidad, donde gran cantidad de mujeres e inclusive también hombres se depilan y la consideran como una herramienta fundamental para lucir mejor.

Históricamente se ha llevado a cabo la depilación mediantes distintas técnicas, tales como:

  • En la Antigua Grecia las mujeres solían usar una receta en la cual sus ingredientes constaban de sangre de animales con cenizas y minerales.
  • Las mujeres judías hacían una especie de triángulo con un hilo, pero esta técnica la realizaba un tercero a la persona que se quería depilar ya que debía sostener el hilo con los dientes y los extremos en cada mano, luego cuando este era trasladado en la piel, el vello se enredaba y era arrancado desde su raíz.
  • Las mujeres de la Antigua Roma hacían uso de pinzas para depilarse. Al mismo tiempo usaban una crema depilatoria y en lugar de cera utilizaban era resina. Inclusive, un médico de ese entonces diseño una fórmula a base de arsénico y polvo fino que lo perfumaba y era muy útil para la depilación.

Consejos para una buena depilación casera

Consejos para una buena depilación casera

  • Para que la depilación casera sea realizada exitosamente es importante que la crema o la cera depilatoria esté en buenas condiciones y además se encuentre en la temperatura adecuada, además también se debe considerar la dirección en la cual se encuentros los vellos y la textura de la piel.
  • Si has estado exponiéndote mucho tiempo al Sol, entonces no es el momento para que te depiles. Lo mejor será que esperes como mínimo un día para llevar a cabo la depilación.
  • Tu piel debe estar muy limpia y completamente seca para depilarte.
  • Si tienes una piel sensible, lo recomendable es que te depiles con un producto que contenga aloe vera porque este se fusiona más fácil a la piel además de que el proceso de depilación será ameno.
  • Si te depilas con cierta regularidad, es importante que sepas que tus vellos se debilitarán y disminuirán en cantidad y grosor con el transcurso del tiempo.
  • Si te depilas haciendo uso de cera o de una crema depilatoria, tu piel quedará con más suavidad en comparación a que si lo haces con máquina de afeitar.
  • La regularidad con la que deberías depilarte se encuentra en los 15 o 20 días, lo cual dependerá completamente de la rapidez con la cual crezcan tus vellos.
  • Tiempo previo a la depilación no se debe aplicar ninguna crema que sea grasosa.
  • Posterior a la depilación casera se recomienda que te hidrates muy bien la piel para contribuir en el proceso de recuperación.
  • Si quieres conseguir resultados más efectivos entonces cinco días antes de que te vayas a depilar hazte una exfoliación en la zona de la piel.
  • Es crucial tener en cuenta que la depilación hecha con cera solo pueden hacerla aquellas persona que tienen cierto conocimiento y experiencia ya que de lo contrario se puede lesionar la piel.

¿Cómo preparar crema para depilación casera?

A continuación encontrarás paso a paso cómo preparar y aplicarte una de las mejores cremas depilatorias caseras, además de que no tendrás que gastar mucho dinero en ella ya que los ingredientes son fáciles de encontrar y por lo general los tienes ya en la cocina.

Ingredientes

  • Una taza de azúcar
  • Zumo exprimido de un limón.
  • Agua suficiente como para que se cubra el azúcar.

 Ventajas de la depilación casera

Preparación

  • Primero deberás verte en un envase el azúcar, el zumo de limón y el agua suficiente para que el azúcar sea cubierta.
  • Luego coloca la mezcla a cocinarse a fuego lento y revolviéndola regularmente hasta que notes que el azúcar se ha disuelto, como si de una caramelo para postres se tratara. Sabrás que está listo cuando coloques un poco de esta mezcla en agua que esté fría y termine formándose una bola.
  • Luego deja que se enfríe un poco hasta que esté tibia porque de lo contrario podrías quemarte y las quemaduras con azúcar son de mucho cuidado.

Aplicación

  • El día anterior deberás exfoliarte la zona a depilar, luego antes de depilarte limpia y seca bien tal zona.
  • Estando la crema depilatoria tibia deberás colocarla sobre tu piel en la misma dirección en la que crecen tus vellos.
  • Espera unos segundos para luego retirarla halándola con tus dedos en la dirección contraria a la que crecen tus vellos.
  • Para finalizar aplícate un poco de aloe vera o sábila sobre la zona depilada para hidratarla.

Deja un comentario