Cómo Aplicar la Técnica del Baking para un Maquillaje Perfecto

Conoces la técnica del Baking, en la actualidad existen muchísimas tendencias para maquillarse, sin embargo recientemente se ha unido a estas un gran competidor que está al nivel de excelentes técnicas de maquillaje tales como el Contouring y el Strobing.

Aunque el Baking ya era usado con anterioridad en el mundo del maquillaje, pero ahora que fue denominado con un nombre agradable, con las diferentes herramientas tecnológicas para difundir información como los blogs y redes sociales, varias personas reconocidas de la Internet se han dado a la tarea de hacer tendencia esta gran técnica de maquillaje. No obstante, el Baking no es para nada reciente, y de eso están al tanto los maquilladores profesionales que lo más probable es que ya la hayan implementado con anterioridad.

Y aunque tampoco es que esta técnica sea un gran descubrimiento, por lo menos sí es algo que innova y destaca del resto, una forma de salir de lo monótono del mundo del maquillaje.

Cómo Aplicar la Técnica del Baking

El Baking se basa en aplicar una cantidad considerable de polvo que sea traslúcido encima del corrector en crema. Y aunque parece un poco raro, luego se debe dejar actuar sobre la piel entre 10 a 20 minutos para que pueda penetrar efectivamente, logrando así un maquillaje de duración más prolongada y que resista más. Además de que podrás lucir un maquillaje bastante natural y luminoso.

El término Baking

En muy probable que al leer u oír la palabra baking la asocies con la gastronomía, dado a que ésta palabra en ingles se traduce al español como ‘cocinar’ u ‘hornear’. Sin embargo no tiene ningún tipo de relación con la comida, simplemente se le asignó este término por la manera en la que es aplicado.

Su aplicación consiste en colocar un poco de polvo traslúcido dejándolo actuar por 10 o 20 minutos con el calor de la piel (de ahí la referencia a ‘cocinar’ u ‘hornear’). La finalidad de esto es que la piel absorba completamente el polvo para conseguir un maquillaje con un aspecto muy delicado y que resista diversidad de factores del día a día.

Se sugiere su aplicación en personas que tengan un tipo de piel mixto o que tengan acné o algún tipo de imperfección, esto debido a que el baking es capaz de cubrir bastante, pudiendo disimular hasta las ojeras más intensas. Lo que hace que al mismo tiempo sea una técnica muy recomendada para aquellas mujeres que tienen ojeras muy marcadas o padecen de hiperpigmenación.

Sin embargo se debe tener en cuenta que esta técnica precisa de una cantidad de tiempo considerable para ser aplicada y muchos productos de maquillaje en tu cara, por ende, si tú eres de las que prefieres un tipo de maquillaje que pueda hacerse rápidamente y sin tantos productos, entonces el Baking no es lo tuyo.

Cabe destacar que a diferencia de otras técnicas, con la aplicación del Baking no se pretende cambiar la forma ósea de tu rostro resaltando unas zonas más que otras, sino que su principal propósito es mejorar la base de maquillaje para que dure más y pueda cubrir de forma más eficiente los poros abiertos, líneas de expresión, acné, ojeras,  y otras imperfecciones.

Cómo Aplicar la Técnica del Baking

Las claves del Baking

Las claves para que el Baking te luzca fenomenal, es que primero acondiciones tu piel colocándote base y corrector de ojeras, posteriormente aplica iluminar en la parte superior de tus pómulos, en los lagrimales, los huesos de las cejas, en la parte en que inicia tu nariz y en su punta y en la barbilla.

De esta forma podrás conseguir un rostro muy radiante que llamará la atención de muchas personas. Sin embargo si quieres que tu maquillaje luzca aún mejor, puedes optar por aplicarte iluminador en la parte de arriba del labio para que así parezca que hay más distancia entre la nariz y el labio.

Además, también puedes colocarte iluminador en la parte superior, inferior y alrededor de las cejas, pero jamás en las ojeras. Y en caso tal de que la forma de tu rostro sea redonda, haz uso del iluminador en tu frente, nariz y mentón.

Es importante enfocarse en aplicarse el polvo traslucido en las áreas de las caras en donde suelen crearse las líneas de expresión, porque así podrás contar con un rostro con una superficie tersa en donde no se notarán ni tus poros más abiertos, y lo mejor es que tiene una duración inigualable.

Sin embargo está técnica se sugiere que se aplique mayormente en mujeres jóvenes, ya que si la mujer tiene arrugas muy pronunciadas lo que puede hacer el Baking es empeorarlo haciendo que las mismas se notan más.

Cómo Aplicar la Técnica del Baking

Pasos para aplicar el baking

  1. Primeramente se recomienda que te apliques una crema del tipo prebase, para que ésta se encargue de acondicionar al rostro de forma tal que los productos que le apliques puedan adherirse mejor y queden con una excelente textura.
  2. Aplícate la base de maquillaje que sueles utilizar y distribúyela uniformemente sobre la piel. Luego, colócate bastante corrector pero sin esparcirlo, aplícalo específicamente en las partes del rostro que quieres que más destaquen, como la zona inferior de tus ojos, el hueso de tu nariz y mentón.
  3. Posteriormente, escoge algún polvo iluminador de tu preferencia, y haciendo uso de una esponjita (especial para el maquillaje) un poco humedecida,  deberás aplicar una cantidad abundante de dicho producto en las mismas zonas en las que te aplicaste el corrector.
  4. Colócate una capa de polvos sueltos encima de tu piel, sobre todo en aquellas partes en donde hayan imperfecciones como arrugas, manchas o poros abiertos, para disimularlos. Las partes que se sugieren para esto son los pómulos, el mentón, la nariz.
  5. No distribuyas el polvo suelto que te colocaste, simplemente déjalo actuar por algunos minutos, entre 10 a 30 minutos específicamente. De esta forma podrás conseguir ese resultado Baking que se quiere, ya que el polvo se irá calentando con el calor natural de tu piel y se irá adhiriendo. Para finalizar después de que hayas dejado actuar por unos minutos al polvo suelto, espárcelo uniformemente con una brocha para que logres un tono similar a la base.

 

Deja un comentario