Aloe Vera: Aprende Cómo Lucir Fresca y Bella

El Aloe Vera, también denominado como sábila, se trata de una planta que aporta gran cantidad de beneficios a las personas y que además es muy útil para la fabricación de diversos productos que contengan Aloe Vera, especialmente cuando se tratan de productos especializados para el cuidado de la piel.

Diferenciar una planta de Aloe Vera resulta bastante sencillo ya que tiene un aspecto bastante peculiar, ya que sus hojas crecen hacia arriba y mientras más próximas estén de la raíz más grosor tendrán. Con las tocas, sentirás una textura rugosa, y los bordes tienen como una especie de hebras que son muy duras y suelen ser confundidas con púas.

Las hojas tienen un tono verde, pero en ocasiones es posible que tengas algunas manchas de color blanco. La forma en que deben cultivarse y cuidarse no requiere de mucho cuidado ya que la resistencia que posee esta planta es enorme, aunque de lo que sí deberá ser cuidada es de los climas fríos, por este motivo si vives en un sitio donde hay estación de invierno lo mejor es que la tengas dentro de tu casa.

 El Aloe Vera y sus usos para la piel

En cuanto a las propiedades que posee el Aloe Vera, las puedes hallar adentro de cada una de sus pencas. Para poder extraerlas tienes que cortar una hoja y luego abrirla para conseguir el contenido de su interior. Tal contenido es transparente y gelatinoso, y con el mismo es posible elaborar gel de Aloe Vera o también implementarlo para otros usos lejos de la cosmética. No obstante, es crucial que el contenido no sea extraído antes de que la planta tenga 2 años ya que de lo contrario no tendrá ninguna propiedad beneficiosa.

Beneficios del Aloe Vera

El Aloe Vera cuenta con miles de nutrientes, tales como vitaminas, minerales, enzimas, ácidos grasos, aminoácidos, etc. Es una planta con propiedades curativas muy interesantes, y entre sus beneficios más destacados podemos encontrar:

  • Vitaminas y minerales: Es una planta muy rica en vitaminas tales como la A, B1, B2, B3, B6, C, E, colina. E inclusive, tiene la peculiaridad de que también posee vitamina B12 y son pocas las plantas que cuentan con ese nutriente. En cuanto a los minerales podemos encontrar el zinc, selenio, hierro, manganeso, sodio, potasio, cobre, calcio, cromo, magnesio.
  • Contribuye en el proceso digestivo: Tener problemas con la digestión puede estar asociado a varias enfermedades, y para que el sistema digestivo funcione de manera adecuada es necesario contar con un buen estado de salud. El Aloe Vera es muy popular por aliviar los problemas digestivos, hacer limpieza del tracto digestivo y además facilita el proceso digestivo. Inclusive es muy útil para tratar el estreñimiento y la diarrea. La sábila es capaz de mantener un control en cuanto a la cantidad de bacterias que se hallan en los intestinos.
  • Aporta aminoácidos y ácidos grasos: Los aminoácidos son esenciales para que se construyan las proteínas, además los ácidos grasos con los que cuenta son muy efectivos para quienes tienen problemas con los niveles de colesterol por lo que se reduce la grasa que haya en la sangre.
  • Desintoxica: El Aloe Vera se considera como un alimento vegetal de tipo gelatinoso, y los alimentos de este tipo son muy buenos cuando son consumidos por el hecho de que cuando pasan por el tracto digestivo, absorben y eliminan las toxinas, lo cual es excelente para la desintoxicación del cuerpo.
  • Bueno para la piel: Las propiedades curativas de esta planta son muy conocidas y por eso es que tantos productos cosméticos son elaborado a base de Aloe Vera. Contribuye en la curación de heridas, quemaduras, psoriasis, picaduras de insecto y como si fuese poco también sirve de analgésico.

Beneficios del Aloe Vera

El Aloe Vera y sus usos para la piel

  • Contrarrestar el acné: El gel de Aloe Vera es muy efectivo para limpiar la piel ya que contiene enzimas que hacen que cuando el mismo sea aplicado la piel se exfolie suavemente; así eliminas las células que están muertas sin llegar a resecar la piel. Asimismo, también deben tener en cuenta las propiedades antisépticas por lo que también es útil para el combate y prevención de diversas infecciones de la piel y otros problemas como lo s el caso del acné.
  • Hidrata: El gel puede hidratar a todos los tipos de piel sin perjudicarlas y lo mejor de todo es que no engrasa, es decir no hace que la piel contenga mucho sebo, por ende es ideal para quienes tienen la piel muy grasosa y desean hidratársela.
  • Rejuvenece: El Aloe Vera tiene todo lo necesario para poder hacer que la piel luzca más joven y conservarla así. Tenemos que es capaz de hidratar la piel, y se sabe que las arrugas tienen cierta relación una piel mal hidratada; permite a las células regenerarse con mayor facilidad lo cual es fundamental para ralentizar el envejecimiento y además cuenta con antioxidantes que contrarrestas los daños que pueden causar los radicales libres en la piel.

Consejos para lucir rejuvenecida con el Aloe Vera

  • Limpiar la piel: Es un gran astringente y por eso podrás limpiar profundamente tu piel, ayudando a evitar la obstrucción de los poros y a eliminar por completa la suciedad de impurezas en la piel. Para hacerte limpiezas puedes hacer uso de una loción exfoliante de Aloe Vera y para elaborarla tienes que realizar la extracción del cristal de Aloe Vera y luego licuarlo con un poco de zumo de limón, hierbabuena, hojas de menta y una cucharada de azúcar. Para finalizar, aplicar esa mezcla en tu rostro y hacerte masajes muy suaves, luego retirar con agua tibia.

Consejos para rejuvener con Aloe Vera

  • Mascarilla facial: Para la realización de esta mascarilla vas a necesitar cristal de sábila el cual lo puedes encontrar en la penca, luego lo viertes en una licuadora junto a una cucharada de leche, una cucharada de azúcar. Cuando ya estén licuados los ingredientes, tienes que aplicarte la mascarilla en tu rostro, y si quieres también puedes aplicártela en otras zonas del cuerpo, dejas que haga efecto por 20 minutos y te lavas la cara con agua a temperatura ambiente.
  • Suavizar la piel: Esta mezcla es excelente para que tu piel luzca más suave, los ingredientes que deberás utilizar son una cucharada de miel, una cucharada de jugo de limón, una cucharada de aceite de oliva, un tallo de aloe vera. Para prepararla licuarás el gel de Aloe Vera junto con los demás ingredientes, y te lo aplicas como si se tratase de una crema convencional para la piel.

 

Deja un comentario